Agricultura campesina


Mercados locales – campesinos


Mujeres en la Agricultura


Recursos para la Producción


Acceso y Uso de la Tierra


Cuidado del Medio Ambiente


Seguridad y Soberanía Alimentaria

Bolivia Rural

Comunicación Para el Desarrollo

La Paz.-  El Gobierno anunció que el 2013 será el año del censo agropecuario, para dar continuidad al Censo de Población y Vivienda realizado el año pasado. El objetivo es lograr un mapeo completo de la situación del país, para la planificación del desarrollo nacional y garantizar la seguridad alimentaria que constituye uno de los pilares del Gobierno de Evo Morales. La realización del operativo aún no tiene fecha, pero se observa la falta de una cartografía actualizada que garantice la confiabilidad de los datos que se obtendrán.

Según un estudio presentado por Fundación Tierra, el censo agropecuario llenará un vacío de datos de 28 años. Además, servirá para conocer la estructura agraria del país y para diseñar políticas públicas que beneficien al sector. Además, la ciudadanía espera conocer en breve tiempo los resultados del Censo de Población y Vivienda.

Para que el empadronamiento agropecuario logre resultados confiables, uno de los factores más importantes es la actualización cartográfica, coincidieron a fines de noviembre, representantes de diversas instituciones relacionadas con la temática. Entre esas el Centro de Planificación y Gestión (Ceplag) dependiente de la Universidad Mayor de San Simón, el Centro de Investigación y Desarrollo Regional (Cidre) y la mesa técnica de “La ruta del censo 2012”, reunidas en La Paz.

Expertos del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Fundación Tierra, Agua Sustentable, el Instituto de Investigaciones Geográficas y el Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y el Instituto Para el Desarrollo Rural de Sudamérica  (IPDRS), que conforman la mencionada mesa técnica, coincidieron en relevar la importancia de la cartografía censal y expresaron que esa labor debe terminar antes de la realización del censo agropecuario.
OBJETIVOS El Instituto Nacional de Estadística (INE) encargado del levantamiento de datos en el país, define que los objetivos del censo agropecuario es conocer la estructura e inventario actuales de la producción agropecuaria nacional. En esa línea, consistirá en captar, procesar y difundir información sobre la estructura productiva del sector, así como sobre la estructura organizacional y la distribución de las tierras.

En la página de internet del INE se publica que un Censo Nacional Agropecuario se constituye en un mecanismo valioso utilizado en muchos países del mundo para la obtención de información estadística del sector, recomendado por organizaciones de carácter supranacional su implementación. En función de dichas características, el propósito fundamental del III CNA, será “Alcanzar el conocimiento actualizado de la estructura de producción agropecuaria a nivel municipal y a otros niveles espaciales menores (comunidades), estableciendo la disponibilidad y usos de los recursos tierra, capital y trabajo en el sector”. Los cambios en la estructura de producción agropecuaria en el país, se deben a cambios sistémicos como la tenencia de la tierra, aplicación de nuevas tecnologías y economías de escala. Si bien estos cambios no son frecuentes, es necesario conocerlos para el establecimiento de políticas y estrategias que favorezcan el desarrollo del sector.
ACTUALIZACIÓN El Instituto Nacional de Estadísticas, trabajó en 2012 en las actualización catográfica para la realización del Censo de Población y Vivienda del 21 de noviembre,  actualización que también se utilizará para el censo agropecuario, sin embargo el proceso fue cuestionado por varios sectores que consideran que no se cumplió con todas las exigencias que requiere un trabajo de este tipo.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, aseguró que la actualización cubrió todo el territorio nacional, comprendido por área urbana (ciudades intermedias, ciudades metropolitanas) y área dispera (área rural muy alejada de centros poblados).

 La cartografía levantada también fue defendida por el director del INE Ricardo Laruta, que dijo que el documento tiene el respaldo institucional necesario.

“Como INE queremos aclarar que la cartografía es un documento referencial que nos viene de la institución competente. En ese sentido, se ha definido su uso para fines del censo”, afirmó Laruta ante los reclamos presentados por los municipios con conflictos de límites.

Sugieren usar datos de 2001

El director del Instituto de Investigación Geográfica de la UMSA, Yuri Sandoval explica que para la actualización de la cartografía el INE debería hacer una cobertura total del territorio boliviano delimitando las unidades agropecuarias o pequeñas propiedades, en el área rural.

Además el especialista sugiere usar como base la cartografía del censo del año 2001, la cual, dice, fue realizada en aproximadamente 3 años.

Actualmente, señala, falta todo el relevamiento del área rural, principalmente en lo referido al incremento de nuevas áreas de cultivo, nuevos lotes, nuevas parcelas, nuevas propiedades rurales y adicionalmente, nuevas actividades productivas.

La pregunta operativa es si se puede actualizar la cartografía a través de fotos satelitales. La información satelital, las imágenes satelitales y las fotografías aéreas facilitan las tareas, pero es imprescindible hacer un levantamiento en el campo. “Es decir, el uso de nuevas tecnologías no inhibe o no limita la verificación del trabajo de campo que tiene que ser obligatorio para cualquier proceso cartográfico”, explica Sandoval.
 

La actual estructura productiva del país será conocida solo con el nuevo censo

El país carece de información sobre su estructura productiva, por la falta de datos actualizados. El segundo y último censo agropecuario se realizó hace 28 años.

En este contexto, el Instituto Nacional de Estadística (INE) justifica la realización del III Censo Nacional Agropecuario (III CNA), para establecer las bases que sustenten la funcionalidad y sostenibilidad de medidas de política sectorial.

El INE observa que la información agropecuaria del país es obsoleta, vulnerable e incongruente. Se desconoce la actual estructura productiva agropecuaria del país y los esfuerzos en el ámbito local y regional se aplican desde el sector público y privado de forma aislada y dispersa.

Estas deficiencias hacen que las instituciones apoyadas por organismos internacionales trabajen en el tema de Recursos Naturales y Medio Ambiente, con el empleo de información satelital, mientras otras utilizan Encuestas y Censos (se complementan, pero no puede hacerse análisis y comparaciones).

No se dispone de un marco muestral sectorial específico y actualizado y la nomenclatura y coeficientes técnicos están desactualizados (datan del año 1990).

Tampoco se cuenta con información sectorial desagregada a nivel municipal.
BENEFICIOS El INE sotiene que la realización del III CNA permitirá alcanzar los siguientes beneficios estadísticos:

1)  El desarrollo, ejecución y fortalecimiento de un sistema de información sectorial, logrando atención privilegiada para los problemas del productor pequeño, y del productor mediano en particular.

2) El establecimiento de una nueva línea de base sectorial, a nivel nacional, departamental, regional y municipal.

3) Facilitará la elaboración del registro nacional de productores, como un instrumento útil para identificar y facilitar la capacitación, asistencia técnica, acceso a crédito y servicios de alerta temprana, además de otros.

4)  La información a ser obtenida será útil para los productores, las organizaciones campesinas, los municipios, las prefecturas, la cooperación internacional, ministerios y otros, pues facilitará la toma de decisiones, planificación, control de gestión, formulación y evaluación de políticas, planes, programas y proyectos de desarrollo sectorial.

La información actualizada, objetiva y confiable del sector agropecuario, servirá para la formulación de políticas y toma de decisiones eficientes y adecuadas a fin de lograr su desarrollo sostenible. Además permitirá una mejor orientación de las investigaciones, inversión, créditos, y reducción de riesgos, entre otros aspectos.

Jornadas sobre relación entre agroecología y seguridad alimentaria

Las Jornadas de Investigación sobre Agroecología y Soberanía Alimentaria se realizarán del 31 de enero al 01 de febrero, en La Paz. El objetivo es difundir y analizar investigaciones y experiencias sobre la temática y analizar su contribución al desarrollo rural sostenible boliviano, según Fundación Tierra.

Los participantes en las jornadas deberán develar ese nexo, entre agroecología y soberanía alimentaria, indagando cuatro ejes temáticos referidos a: los sistemas de producción campesina y agroecológica; los sistemas alternativos de comercialización campesinos e indígenas; el consumo responsable, nutrición y alimentación adecuada, y las políticas públicas y su contribución al logro de la seguridad y soberanía alimentaria.

El comité organizador del encuentro está integrado por Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras (AVSF), Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB), Organización Intereclesiástica para la Cooperación al Desarrollo - Holanda (ICCO), Universidad Católica Boliviana – Unidades Académicas Campesinas (UACs), Postgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES – UMSA), Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Fundación Tierra, Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS), Centro Internacional de la Papa (CIP) y el Consejo Nacional de Producción Ecológica (CNAPE).

Los organizadores convocan la participación de estudiantes, investigadores/as, profesionales, docentes, líderes y productores/as de organizaciones económicas campesinas, de organizaciones de productores ecológicos o comunidades, ONGs, fundaciones y universidades.

Los interesados en participar pueden presentar investigaciones, concluidas o en curso, en cada uno de los ejes temáticos.

FORO DE JÓVENES RURALES

HACIA UNA AGENDA DE LA JUVENTUD RURAL BOLIVIANA