Últimos Avisos

Boletín de Avisos

Artículos de Opinión

10
Enero
2013

El Seguro Agrario, una alternativa necesaria

Elizabeth Vargas S.

Ha comenzado el 2013, y con ello el deseo de que sea un “buen año”. En el área rural, el deseo de “buen año” se relaciona indefectiblemente con la “buena producción agropecuaria”; para ello, especialmente en la parte andina, se hace ofrendas a la Pachamama pidiéndole conceda ese favor. Los agricultores saben que están expuestos a sufrir daños por los fenómenos climáticos adversos, por ello la importancia de su petición de protección, la cual a veces llega a concretarse pero las más de las veces no.

Las pérdidas en la producción agropecuaria por efecto de esos fenómenos, especialmente las inundaciones y sequías, son grandes; afectan fuertemente la seguridad alimentaria y los medios de vida de los productores. Por esta razón, la demanda de un “seguro agrario” ha sido constante por parte de los productores agropecuarios y sus organizaciones, el cual finalmente se plasmó en la Nueva Constitución Política del Estado, en la Ley Nº 144 de Revolución Productiva Agropecuaria Comunitaria y en el Decreto Nº 0942 con el Seguro Agrario para Municipios de Extrema Pobreza (SAMEP). Con este último se inició la implementación del seguro agrario subsidiado para agricultores de 64 municipios con Extrema Pobreza, abarcando a los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba, Potosí, La Paz, Oruro y Santa Cruz. Con el SAMEP, los productores tienen la posibilidad de que, ante la pérdida de sus cultivos (maíz, papa, trigo, quinua, haba, avena y cebada) por fenómenos climáticos adversos (sequía, inundaciones, granizada, heladas), puedan reponerles Bs 1.000/Ha (hasta un máximo de 3 Has) con previa evaluación de campo.

El SAMEP parece ser una política favorable para los productores campesinos e indígenas de los municipios más pobres; podemos decir que se trata de un primer paso importante, sin olvidar que las expectativas de los productores agropecuarios eran más amplias en el momento en que realizaron la demanda. Se espera que este primer paso sea exitoso, y a la par se vayan desarrollando otras modalidades de seguros, como ser el seguro por parcela, seguro de ganado contra la sequía en el Chaco, seguro contra incendio de sistemas agroforestales en la Amazonía, seguro especial a la producción agroecológica entre otros, como inicialmente fue la demanda. Asimismo será importante que se desarrollen iniciativas de seguro agropecuario también en el ámbito local y departamental, como ya existen algunas experiencias en La Paz y Tarija promovidas por instituciones privadas de desarrollo.

Existe la necesidad de ser creativos, con el propósito de desarrollar alternativas accesibles y acordes a la realidad de la diversidad de ecorregiones y productores. Es necesario por tanto promover innovaciones sobre formas de seguro agrario donde participen los propios productores y sus organizaciones con el apoyo de las autoridades gubernamentales e instituciones privadas de desarrollo. Con el avance exitoso del seguro agrario, los productores podrán no sólo confiar en las ofrendas a la Pachamama sino en alternativas estatales que les permitan tener mayor confianza en un “buen año”, más allá de los eventuales problemas, y por tanto mejorar la seguridad alimentaria de sus familias y de todos los bolivianos.

Categories: Artículos de Opinión

Comunidad

IPDRSMovimiento por la Tierra

Páginas Amigas

CIABCIPCAComRural Srl.FAA-DRFundación Xavier AlboMarcal ConcultoresFundación RENACE

Educación y Eventos

Campaña CRECE

 

Powered by Joomlamaster.org.uatogether with Joomstudio.com.ua